La compañía de Cupertino sigue mostrándose reticente a incluir la tecnología de identificación biométrica en la pantalla, algo que si bien algunas compañías han desarrollado de forma mediocre, hay otras como Huawei o Xiaomi que implementan muy bien estos sistemas en sus teléfonos móviles.

Por eso Apple, que no quiere quedarse atrás, estudia implementar un Touch ID en pantalla acompañando al Face ID actual. Una serie de patentes acompañan a esta idea de que la compañía de Cupertino no quiere abandonar definitivamente el Touch ID pero… ¿no será ya demasiado tarde para ello? Nunca está de más una nueva implementación.

Empezamos por advertir, la inclusión de esta tecnología está totalmente descartada para la llegada del iPhone 13, más bien se espera para el iPhone 14 o el nombre que Apple decida ponerle a su dispositivo de 2022. De esta forma, la marca ha trabajado en una patente nombrada «Electronic device display for through-display imaging», así lo explican en Apple Insider. En teoría, el despliegue de la patente se centra en la posibilidad de tomar una captura concreta de nuestra huella cuando tocamos en determinada parte de la pantalla, con una fórmula muy simplista eso es lo que hacen la inmensa mayoría de lectores de huella en pantalla, tomar una fotografía cercana de nuestro dedo.

El Face ID, una vez te has acostumbrado a él, es una tecnología de auténtica maravilla. Sin embargo, la llegada de esta pandemia y el uso de la mascarilla nos ha obligado a volver directamente al iPhone 5 como muy pronto, ya que el Touch ID no llegó hasta el iPhone 5s. Hablamos de la vetusta pero infalible tecnología de poner el código para desbloquear el dispositivo, algo que sinceramente, nos está aburriendo a muchos. Mientras las mascarillas van desapareciendo paulatinamente, no nos queda sino esperar que Apple al fin implemente un Touch ID en pantalla.