Apple cierra la cuenta de desarrollador de Epic Games

Apple no tiene porque reintegrar Fortnite. Sólo podrás jugar en Mac.


Las “amenazas” se han convertido en realidad y Epic Games ha visto como Apple ha cerrado su cuenta como desarrollador en plataformas de la compañía de la manzana. Recordemos que la disputa viene por el juego de la compañía Fortnite que actualmente se encuentra en la cuarta temporada a la que los usuarios de Apple no pueden acceder. Por culpa de los pagos de las comisiones, al final los usuarios son los afectados.

Cuando Epic Games decidió poner compras directas en su juego de Fortnite, Apple le avisó que esa práctica estaba prohibida y clausuró el juego para los usuarios de plataformas móviles. Avisó que de seguir por el mismo camino, el siguiente paso era la eliminación de la cuenta de desarrollador de Epic Games.

Se pensaba que era una farol, al menos, yo lo pensaba, mas que un farol, pensaba que las cosas se iban a solucionar por algún medio, si no tener que llegar a estos extremos, pero veo que como futurista no tengo precio. Apple ha cumplido el aviso y ha cerrado la cuenta de la empresa de video juegos.

¿Qué significa esto?, muy sencillo, cualquier programa o juego que Epic Games tuviera en la App Store no podrá ser descargado ya ni tampoco aquellos que los tuvieran, podrán actualizar lo ya descargado. Un verdadero golpe, no a la empresa en sí, más bien a los usuarios de los productos de esta empresa. Se quedan sin actualizaciones y sin soporte en Apple.

Apple informa que Epic Games está remitiendo a los usuarios a la página de Apple Care con el fin de pedir las devoluciones de lo pagado. De nada sirve, bueno sí, de colapsar en cierto modo el servicio de postventa de dispositivos de la compañía. Epic está mandando correos a los usuarios de Fortnite para avisar del por qué ya no pueden acceder a las nuevas características del juego:

Epic bajó los precios a través de una opción de pago directo, pero Apple está bloqueando Fortnite con el fin de evitar que Epic transmita los ahorros de los pagos directos a los jugadores”.

Fuente original