El coronavirus ha puesto de manifiesto las carencias de algunas tecnologías como el Face ID que llevan los iPhone X en adelante y los nuevos iPad Pro. La gran mayoría de veces que llevamos mascarilla puesta, el dispositivo no es capaz de detectar nuestra cara y resulta inútil disponer de este método de seguridad. Por otro lado, con Touch ID esto no habría pasado. Pero Apple decidió eliminarlo por completo en el iPhone X y retirando los marcos del iPad Pro. Sin embargo, Apple sigue trabajando en integrar el método Touch ID bajo la pantalla con una tecnología más avanzada cuyo rango de desbloqueo en la pantalla sería mucho mayor que sólo el botón Home.

La gran manzana y su trabajo con el Touch ID bajo la pantalla

Esta nueva patente fue registrada en el segundo trimestre de 2018 por Apple en la Oficina de Patentes y Marcas de Estados Unidos. Tiene el nombre de: ‘Dispositivo electrónico que incluye un sensor de imagen óptico que tiene capas de metalización y módulos relacionados’. El resumen de la patente podría ser la integración de un sensor óptico debajo de la pantalla para poder leer las huellas que se sitúen por encima y lograr desbloquear el dispositivo por Touch ID sin ningún medio externo como lo era el botón Home.

Un dispositivo electrónico puede incluir un sensor de imagen óptico que incluye circuitos de detección de imágenes ópticas y capas de metalización por encima de los circuitos de detección de imágenes ópticas.

Una de las ventajas de incluir este sistema debajo de la pantalla es que el sensor óptico sería más grande ocupando más parte de la pantalla. Esto quiere decir que no sólo tenemos un lugar donde poder poner nuestra huella como en el anterior Touch ID. Uno de los ejemplos que pone Apple en la ficha técnica es lo indeseable que sería cambiar entre tareas para autenticarse.

Es decir, imaginemos que queremos acceder a una app que hemos bloqueado con Touch ID. Si tuviéramos este nuevo sistema, el sensor detectaría nuestra huella en el momento en el que pulsamos sobre el icono de la aplicación. De la otra forma, tendríamos que mover nuestro dedo al botón Home, perdiendo tiempo y haciendo mecánico un proceso que podría no serlo de la otra manera.