Cargadores: La carga inalámbrica irrumpe en el pulso entre Apple y la UE por un conector igual para todos los móviles | Transformación Digital | Tecnología

Cargadores: La carga inalámbrica irrumpe en el pulso entre Apple y la UE por un conector igual para todos los móviles | Transformación Digital | Tecnología


Móvil conectado a un sistema de carga.

En enero de 2020, la Unión Europea aseguró que en verano de ese año impondría en todo el continente el cargador universal para cualquier tipo de móviles. La fecha, más voluntariosa que real, se pospuso, pero ya entonces se vio que la mayor oposición provenía de Apple. La intención de la Comisión Europea de hacer obligatorio el modelo USB-C, el más utilizado en la industria, dejaba en fuera de juego a su exclusivo cargador Lightning. Meses después, continúa el pulso; pero hay una nueva variable en la ecuación: algunos expertos en la compañía estadounidense señalan que su próxima apuesta podría ser la carga exclusivamente inalámbrica.

Apple suele ser bastante opaca a la hora de revelar planes de futuro. Pero blogs especializados y analistas como Mark Gurman, de Bloomberg, apuntan a que la compañía estudia eliminar cualquier cable en el plazo de dos o tres años. Y se apoyan en indicios reales. El principal, el registro de una patente de Apple en Estados Unidos basada en un cargador magnético, que no requeriría de ningún tipo de orificio en los móviles. Además, la recuperación del cargador inalámbrico MagSafe, que la tecnológica incorporó nuevamente en el último modelo de iPhone y que antes solo empleaba para sus portátiles MacBook.

Hasta junio no se espera que se publiquen los resultados de dos estudios necesarios antes de crear la legislación europea, uno acerca del impacto de la disociación electrónica y otro precisamente sobre la carga inalámbrica. Aunque no hay una fecha definida para concluir la batalla de los cargadores, fuentes de las instituciones comunitarias aseguran que Apple, por mucho que desee lo contrario, no podrá vulnerar las normas adoptadas. Ni el actual cargador Lightning ni la posible solución sin cable tendrán encaje si finalmente culmina con éxito la normativa esbozada por Bruselas. Y recuerdan dichas fuentes que si un producto incumple los requisitos de la legislación de la Unión, las autoridades nacionales de vigilancia del mercado exigirán a la compañía que adopte las medidas correctoras adecuadas, incluida la retirada del producto.

La Comisión esgrime motivos de utilidad para el usuario y medioambientales para imponer la solución única. Apple considera que ésta socavaría la innovación y dañaría a los consumidores europeos. Según la postura oficial de la empresa, “la legislación tendría un impacto negativo directo al interrumpir los cientos de millones de dispositivos y accesorios activos utilizados por nuestros clientes europeos”. La tecnológica acostumbra a marcar tendencias, como ya sucedió cuando las grandes marcas copiaron sus pioneros auriculares inalámbricos AirPods. Pero no es fácil que esta vez imponga su visión comercial.

Alta eficiencia

Chema Molina, fundador de la compañía española Frenetic, que está revolucionando la fabricación de cargadores, reconoce la alta eficiencia del conector de Apple debido a que consigue que las baterías sufran lo mínimo posible durante el proceso de carga. Haciendo un símil con la forma en que comemos, Lightning consigue que sea a pequeños bocados; en cambio, los demás son más bruscos, casi dándose atracones. Aunque este grado de optimización todavía no lo ha logrado el USB-C, en palabras de Molina, no supone razón suficiente como para abandonar la universalización de un cargador que plantea la UE. “Es el camino. Beneficia al consumidor final y al planeta. Reduces costes y reduces drásticamente la basura electrónica. Lo primero es que haya uno unificado y, a partir de ahí, encontrar el más idóneo”, explica.

Un gran conocedor de baterías y cargadores como Macià Capó, ingeniero de proyectos del Centro de Investigación de Electrónica de Potencia de CITCEA-UPC, entiende también que la opción más sostenible lleva hacia la universalización, por mucho que desde Apple cierren filas en torno a sus productos. “Los dispositivos no deberían venderse siempre con un cargador, sobre todo si ya tienes uno de antes. Carece de sentido que existan cargadores diferentes ya que las baterías son muy parecidas en todos sus elementos”, sugiere.

¿Y no sería más sostenible aún la carga inalámbrica del teléfono? El problema es que hoy en día resulta muy ineficiente. “Ahora mismo sería un gran error decidir que esta sea la solución. Gastaríamos un 20% más de energía con cada carga del teléfono”, asegura Molina. Pese a los avances técnicos de los últimos años, afronta un nivel de inmadurez y pérdida energética que poco ayudan a que la industria se tome en serio su viabilidad.

Otro problema sería la recuperación de datos. Si no tenemos acceso a internet, necesitamos un cable para acceder a copias de seguridad antiguas del teléfono con las que restablecer su funcionamiento. La única opción ahora mismo para hacerlo sería acudir a las tiendas de la marca (en este caso, Apple) y que allí accedieran a la nube y cargaran la información del teléfono. Aunque siempre podrían cambiarse los procedimientos de reseteo por otros únicamente inalámbricos.

En medio del debate, Apple sorprendió en la presentación de su iPhone 12 al anunciar que lo vendería solo con el cable, pero sin cargador. El motivo alegado por la compañía fue precisamente uno de los que se argumentan para imponer el cargador universal: el respeto por el medio ambiente. La medida levantó la polémica entre usuarios y algunos expertos, que atribuyeron la medida más bien al deseo de ahorrar costes (el cargador de Apple se vende suelto por 25 euros en España). Algunos fabricantes ironizaron sobre la iniciativa de la compañía de Cupertino. Pero en pocas semanas, empresas de la competencia como Samsung se sumaron a la iniciativa. Apple, una vez más, marcaba tendencia.

Puedes seguir a EL PAÍS TECNOLOGÍA en Facebook y Twitter.

Lo más vendido de tecnología informática

RebajasBestseller No. 1
Lenovo IdeaPad 3 - Ordenador Portátil 15.6" FullHD (Intel Core i5-1135G7, 16GB RAM, 512GB SSD, Intel Iris Xe Graphics, Sin Sistema Operativo) Gris - Teclado QWERTY Español
  • Pantalla de 15.6" FullHD 1920x1080 píxeles, TN, 250nits
  • Procesador Intel Core i5-1135G7 (4C/8T, 4.2 GHz, 8 MB)
  • Memoria RAM de 16GB (8GB Soldered DDR4-3200 + 8GB SO-DIMM DDR4-3200)
  • Almacenamiento de 512GB SSD M.2 2242 PCIe 3.0x4 NVMe
  • Tarjeta gráfica integrada Intel Iris Xe Graphics
RebajasBestseller No. 2
Hp Elite 8300 SFF - Ordenador de sobremesa (Intel Core i5-3470, 3.2 GHz, 8GB de RAM, Disco SSD de 240GB + 500GB HDD, Lector, Windows 10 Pro ES 64) (Reacondicionado)
  • Procesador Intel Core i5-3470 caché de 6M, hasta 3,60 GHz
  • Memoria RAM de 8 GB, de tipo DDR3
  • Almacenamiento de SSD 240GB + 500GB HDD
  • Sistema operativo Windows 10 Professional
RebajasBestseller No. 3
Lenovo V14 - Ordenador portátil 14" HD (Athlon 3020E, 4GB RAM, 128GB SSD, UMA Graphics, Windows 10 Pro), Color gris - Teclado QWERTY español
  • Pantalla de 14" HD, 1280x720 píxeles, TN, 220nits, antirreflejo
  • Procesador Athlon 3020E (2C, 1.2 GHz)
  • Memoria RAM de 4GB DDR4-2400 SO-DIMM
  • Almacenamiento de 128GB SSD M.2 2242 NVMe
  • Sistema Operativo Windows 10 Pro
RebajasBestseller No. 4
HP 240 G8 - Ordenador portátil de 14” FullHD (Intel Celeron 4020, 8GB RAM, 256GB SSD, Windows 10 Home) Negro - Teclado QWERTY Español
  • Display 35.6 cm (14") Full HD 1920 x 1080 IPS
  • Procesador Intel Celeron N4020 (4MB Cache, 1.1GHz)
  • Memoria RAM 8GB (2400MHz) DDR4-SDRAM (1 x 8)
  • Almacenamiento 256 GB SSD
  • Sistema operativo Windows 10 Home 64 Bits
Bestseller No. 5
HP Chromebook 14a-na0005ns - Ordenador portátil de 14" FullHD (Celeron N4020, 8GB de RAM, 128GB Emmc, Intel Uhd Graphics, sistema operativo Chrome OS ) Plata - teclado QWERTY Español
  • Pantalla de 14" FullHD
  • Procesador Celeron N4020
  • 8GB de memoria RAM
  • Almacenamiento de 128GB Emmc
  • Tarjeta gráfica Integrada Intel UHD Graphics

Fuente original