Una de las opciones que está disponible en los ajustes del Mac y que puede ser de utilidad para muchos de vosotros es el de reducir la transparencia del escritorio. Esta opción lleva activa en los Mac desde hace unos años y sirve como bien indica el propio título para que la barra superior de menús y el dock se ajusten con colores sólidos.

Podemos pensar que estos es algo absurdo pero es importante para muchos usuarios tener una visión rápida de estos menús y con la solidez del color es mucho más simple acceder a las opciones, aplicaciones y demás. Habitualmente no es un ajuste que se toque de forma constante, simplemente se ajusta una vez y listo.

Reducir la transparencia del escritorio en tu Mac

En este caso lo que tenemos que hacer es acceder a las opciones de Accesibilidad y para ello tenemos que recurrir a las Preferencias del sistema. Dentro de ellas nos tenemos que desplazar hasta la opción de Accesibilidad, luego en Pantalla y luego seleccionamos la opción o mejor dicho marcamos “Reducir transparencia”. En este mismo momento el cambio surge efecto y es cuando eliges si te gusta más de una forma u otra.

Las áreas transparentes del escritorio, el Dock y las ventanas de las aplicaciones se volverán de color gris por lo que de esta forma es más visual o está más diferenciado del resto. Podemos ajustar esta opción tantas veces como queramos y si no nos convence podemos volver atrás en el ajuste desmarcando la opción.