Dyson 360 Heurist, el robot aspirador que puede con todo

Dyson 360 Heurist, el robot aspirador que puede con todo


Ilustración para el artículo titulado

Imagen: Miguel Jorge / Gizmodo

En los últimos años hemos visto cómo el robot aspirador se ha convertido en algo común en cientos de hogares. Por supuesto, no es un producto para todos (ni para todas las casas), pero lo cierto es que en el mercado actual podemos encontrar dispositivos muy buenos y aptos para cualquier bolsillo. Nosotros hemos probado la segunda incursión de Dyson en el sector de los robots, el modelo 360 Heurist de alta gama. Veamos cómo se ha comportado.

Es curioso, porque aunque Dyson se considera la reina de las aspiradoras, la compañía británica tardó un tiempo antes de lanzarse al mercado de los robots, un espacio que algunos (llámese iRobot) han sabido desarrollar con cada nueva actualización.

El modelo 360 Heurist se lanzó al mercado el año pasado y es mucho más que una versión 2.0 del primer robot de la compañía, el 360 Eye (2016). Además, como contaré más adelante, el hecho de que lleve varios meses a la venta lo hace en estos momentos mucho más atractivo que en su lanzamiento.

Un robot ciclónico

Base de carga, enchufe y robot

Base de carga, enchufe y robot
Imagen: Miguel Jorge / Gizmodo

El momento de abrir la pequeña caja donde viene embalado el robot nos da bastantes pistas de lo que Dyson ha querido plasmar con el dispositivo. En ella solo encontramos el robot y la base de carga. Y es que, a diferencia de otros modelos de la competencia que han ido sumando características y evoluciones físicas a sus modelos, Dyson se ha centrado únicamente en potenciar el interior del suyo, dotándole de la fuerza de succión de sus hermanas aspiradoras.

Hay muchas diferencias a simple vista con la mayoría de la competencia. Para empezar, su tamaño. El inconfundible robot de azul cobalto es el más pequeño de los gama alta, de tan solo 23 cm de diámetro, aunque algo más alto del resto con 12 centímetros (por ejemplo, tres centímetros más que una Roomba), lo que supone pros y contras según el diseño de los muebles y habitaciones de cada hogar. Además, también pesa bastante menos que otros robots, 2,5 kilos.

El robot es unos centímetros más alto para poder incluir los motores ciclónicos de la casa

El robot es unos centímetros más alto para poder incluir los motores ciclónicos de la casa
Imagen: Dyson

Gracias a su altura Dyson ha podido integrar en su interior los robustos motores ciclónicos de las aspiradoras de la casa. Los números de dicha potencia de succión no son oficiales, pero tras las pruebas realizadas puedo asegurar que el motor V2 incorporado debería ser más que suficiente para todo tipo de hogares, tanto para aquellos que tienen polvo y suciedad como compañeros asiduos, como para aquellos que tienen mascotas que van dejando pelos por la casa.

La compañía sí ha revelado que el modelo cuenta con 4 Gb de RAM (16 veces más que su predecesor) y un 20% más de succión frente al 360 Eye, esto es posible gracias a que el motor V2 funciona a 78.000 rpm. Además, como las aspiradoras, el robot cuenta con la capacidad de filtrar el aire, renovarlo y limpiarlo, para finalmente devolver aire puro al ambiente. Según Dyson, el filtro que se incluye captura partículas y elimina el 98% de los patógenos y alérgenos.

Todos estos datos, como los de la mayoría de robots de alta gama, suenan fantásticos sobre el papel pero, ¿está realmente a la altura?

Una aplicación sencilla e intuitiva

Ilustración para el artículo titulado

Imagen: Dyson

Antes de comenzar a aspirar, Dyson, como la mayoría de las compañías de robots actuales, te pide que descargues la aplicación con la que controlar el dispositivo por completo (el robot también cuenta con botones físicos para usarlo sin necesidad de app). Una vez instalada solo tienes que seguir las instrucciones, en esencia, que sitúes el robot en la base de carga para que este se conecte al móvil por bluetooth y a la red wifi.

A partir de entonces podremos comenzar con el primer mapeado del hogar. Este se realiza a través del sistema SLAM y pueden crear cuantos mapas queramos (por ejemplo, si tienes varias plantas), y en cada mapa es posible establecer zonas (baño, cocina… ) de forma que el robot podrá aprender la ubicación en sucesivas limpiezas, y el usuario podrá seleccionar estancias o habitaciones individuales si así lo quisiera. Además, la app nos da la opción de gestionar restricciones, es decir, de crear zonas para evitar que el robot pase por, por ejemplo, una zona con cables.

Ilustración para el artículo titulado

Imagen: Dyson

Una vez que el robot ha “mapeado” una planta está listo para empezar el circuito de limpieza, momento en que podemos elegir entre tres modos de succión: silencioso (permite una mayor autonomía), alto (para una limpieza potente) y máxima potencia (aquí obtenemos la máxima succión, toda la potencia de la compañía en un modo, aunque la batería se reciente bastante y hace mucho ruido).

Por último, la aplicación también ofrece la posibilidad de programar ciclos de limpieza semanal con los que el robot se activa a una hora determinada en un mapa o cuarto seleccionado con el modo de succión también elegido.

Limpiando una casa con tres superficies muy diferentes

Pasando la moqueta
Gif: Miguel Jorge / Gizmodo

Las características de mi vivienda son un tanto especiales. Se trata de una casa de tres pisos y en cada planta hay un tipo de superficie diferente. Para el análisis de un robot aspirador es perfecto porque tengo una gran cantidad de “trampas” que deberá solucionar y pasar con nota. Desde un niño de cuatro años que lo va a perseguir y que le irá dejando todo tipo de juguetes diminutos por la casa, hasta superficies complicadas y “sucias” como son la moqueta natural o el temible “ascenso” de pequeños desniveles de madera.

Antes de empezar, Dyson sugiere ordenar en la medida de lo posible la zona que va a aspirar, de forma que cables, juguetes o espacios donde el robot podría atascarse queden liberados.

Mi primer mapa con ciclo de limpieza se produce en una planta con dos habitaciones y un pasillo, todo con moqueta natural (vivo en Reino Unido, no me juzguen). Utilizo el modo silencioso para averiguar hasta dónde llega la autonomía de la batería y porque me habían comentado que el robot es lo suficientemente potente en su modo más ligero.

Ilustración para el artículo titulado

Imagen: Miguel Jorge / Gizmodo

Al dispositivo le llevó alrededor de 40 minutos mapear una zona que ocupa unos 35 metros cuadrados. Resulta bastante curioso observar cómo funciona, porque el avance inicial algo torpe, dando pasos sobre sí mismo, se convierte al final del proceso en un recorrido con paso firme por las zonas.

Esto se entiende por la forma en que trabaja el robot. Dyson ha dotado al dispositivo de una cámara de 360 grados que encontramos en la parte superior (junto a los botones físicos). Además, dicha cámara cuenta con un anillo de luces LED, una solución para entornos con muy poca luz.

En las pruebas realizadas significa que el robot puede funcionar de forma autónoma cuando la luz, ya sea natural o artificial, es demasiada tenue. Por ejemplo, debajo de las camas o bajo el sofá del salón el robot pudo mapear y limpiar sin problemas (más allá de algún pequeño golpe con esquinas o patas). Sin embargo, cuando probé el robot en un cuarto completamente a oscuras la luz LED no fue suficiente.

No está de más recordarlo si, por ejemplo, queremos programarlo a la noche, porque si no dejamos alguna luz encendida o simplemente algo de claridad, el resultado no será el mismo.

Tiempo de un ciclo con dos habitaciones

Tiempo de un ciclo con dos habitaciones
Imagen: Miguel Jorge / Gizmodo

Por cierto, cuando el robot comienza un nuevo ciclo por una zona ya mapeada él mismo va mejorando el circuito. Esto es posible porque ajusta la ruta a través de análisis heurísticos gracias a sus cuatro núcleos. Dicho de otra forma, el robot va tomando pequeños atajos conforme reconoce el terreno en función de todos los elementos de un cuarto para así mejorar los ciclos de limpieza. ¿Funciona? Posiblemente, pero no podría asegurarlo porque no he visto grandes cambios en los tiempos de limpieza durante las pruebas. Con el paso del tiempo seguramente recortará los ciclos.

Al tener tres plantas la casa cuenta con una de las trampas más temidas y uno de los principales motivos de suicidio de los robots: dos escaleras bastante altas. No quise tentar a la suerte y simplemente añadí restricciones vetando el fatal desenlace, pero el robot cuenta con sensores para detectar escaleras o agujeros, no solo objetos que tiene delante. Además, Dyson certifica que se trata de sensores capaces de medir distancias cada 20 milisegundos, lo cual ofrece bastantes garantías.

Una vez mapeada la planta con moqueta comenzó su primer ciclo de limpieza. El modo silencioso, el aparentemente más suave, genera algo de ruido, parecido al de una aspiradora normal (no una Dyson). Esto es malo y bueno. Me explico: malo porque supuestamente es el modo silencioso y no podemos decir que no se escuche, y bueno porque nos indica la capacidad de succión que tiene el robot simplemente en el modo de ahorrar batería.

Me quedó aún más claro cuando la aplicación me avisó que el depósito de suciedad estaba completamente lleno y debía vaciarlo a mitad del ciclo. Lo cierto es que el depósito no es excesivamente grande (0,33 litros), pero también lo es que esto solo me ocurrió en la planta con moqueta, en el resto de estancias el robot pudo acabar un ciclo entero sin llenarlo.

Así quedó el depósito con la moqueta

Así quedó el depósito con la moqueta
Imagen: Miguel Jorge / Gizmodo

Por último, las pequeñas trampas que había dejado mi hijo a modo de peluches, elásticos y alguna pieza de Lego no fueron un problema. Los peluches fueron ignorados y las gomas y los Legos acabaron succionados en el depósito.

Esta primera sesión duró una hora y 30 minutos más o menos, y el robot acudió a la base para cargarse a los 60 minutos aproximadamente (le lleva sobre 90 minutos cargar la batería). Luego, una vez cargado acudió a la zona que le faltaba por aspirar del mapa. Dicho de otra forma, con la batería al máximo el robot puede llegar a limpiar hasta unos 60 minutos continuos en el modo silencioso de ahorro. No es, por tanto, el robot con mayor autonomía, pero esto ocurre probablemente por la potencia de succión. Dicho esto, no hay problema porque el robot se recarga y vuelve a la acción el solo.

La cerda de limpieza de la 360 Heuristic tampoco quedó mal parada. Está hecha de nylon y fibra de carbono y ocupa prácticamente el ancho del diámetro del robot, una buena solución al ser un robot tan compacto. Lo cierto es que no he tenido pegas en estas semanas y no la he tocado, aunque Dyson recomienda una pequeña limpieza tanto de la cerda como del filtro una vez al mes si usamos el robot a diario.

Trasera del robot con las cerdas ocupando todo el diámetro del aspirador

Trasera del robot con las cerdas ocupando todo el diámetro del aspirador
Imagen: Miguel Jorge / Gizmodo

La siguiente planta tenía azulejo: la cocina y un pasillo largo no muy ancho. 30 metros cuadros que marcaron el récord de velocidad del robot, en este caso en el modo máxima potencia. El dispositivo tardó 20 minutos en mapear y 30 minutos en aspirar, posiblemente porque estas dos estancias están libres de mobiliario y permiten realizar un circuito “limpio” en menos tiempo. Eso sí, terminó con la batería cerca de agotarse y el ruido con respecto al modo silencioso es bastante notable (75 db). A cambio, la cocina quedó impecable.

El último mapa de la casa fue para un salón con suelo de madera a través del modo alto (media potencia). 17 metros cuadrados que le llevó 46 minutos de limpieza. En este caso, el ruido también es bastante alto en comparación con el modo silencioso, pero el dispositivo dejó tanto el suelo de madera como una gran alfombra que cubre parte de la estancia impoluta.

Veredicto

No, el robot de Daft Punk no viene incluido

No, el robot de Daft Punk no viene incluido
Imagen: Miguel Jorge / Gizmodo

Varios apuntes de las tres plantas en las que el robot ha estado funcionando estas semanas. El 360 Heurist ha podido subir pequeños desniveles y alfombras sin problemas, sin embargo, no es capaz de subir más allá de unos pocos centímetros (diría que hasta 4 cm y dependiendo de la rigidez del desnivel). El depósito de suciedad no es muy grande, así que si cuentas con mascotas en casa o, como en mi caso, con zonas con moqueta o alfombras que dejan mucho “pelo”, es muy posible que necesites vaciarlo antes de finalizar un ciclo.

Como expliqué, la batería no es la más grande del mercado, pero en mi caso fue más que suficiente para completar casi todos los ciclos sin necesidad de recarga, e incluso me atrevería a decir que nadie va a tener pegas si al final es capaz de llevar a cabo ciclos de limpieza tan conseguidos.

Ilustración para el artículo titulado

Imagen: Miguel Jorge / Gizmodo

Su tamaño lo veo un acierto, pero dependerá de las viviendas. En mi casa no he tenido problemas porque los muebles, a excepción de una mesa del salón, eran lo suficientemente altos para que pudiera limpiar por debajo. En cualquier caso, si tienes muebles que son muy bajos, no está de más medir alturas para saber si vas a tener demasiadas zonas sin limpiar. Recuerda que a cambio es mucho más pequeño que el resto, lo que le permite meterse en espacios estrechos.

Por último, y como decía al comienzo, posiblemente el robot hoy sea más atractivo que en su lanzamiento. Principalmente por dos razones: las actualizaciones que han subsanado ciertos errores con el mapeado, y la oferta actual en algunos mercados como el español. Esto último no es baladí tratándose de un robot de gama alta donde puedes llegar a ahorrar hasta el 40% del precio inicial. En España, donde su lanzamiento fue de 999 euros, actualmente cuesta 599 euros, una reducción de 400 euros. Sigue siendo una cantidad alta a pagar, pero hablamos de un robot aspirador top.

Además, si lo que se busca es eficacia limpiando, estamos ante el verdadero valor de la Dyson 360 Heurist, una bestia por su capacidad de succión gracias a sus motores ciclónicos . Si hablamos de aspirar en profundidad, posiblemente no existe otro modelo parecido.

Lo más vendido de Tecnología

Bestseller No. 1
Tecnología Natural
  • Amazon Prime Video (Video on Demand)
  • Steve Nicholls (Director)
RebajasBestseller No. 2
RebajasBestseller No. 3
Tecnologías de la Información y la Comunicación 1. (Aprender es crecer en conexión) - 9788467827309
  • Tecnologías de la Información y la Comunicación 1. (Aprender es crecer en conexión) - 9788467827309
  • Grupo Anaya Educacion
  • Español
  • Tapa blanda

Fuente original