A principios de año, hablamos acerca de una patente que Apple había registrado y que permitiría conocer los niveles de azúcar en sangre de forma no intrusiva. Sin embargo, como una patente que es, eso no significa que Apple pueda desarrollar el proyecto en un corto espacio de tiempo (o que tenga la intención de hacerlo), por lo que es probable que trabaje con empresas de terceros para añadir esta función.

Las últimas noticias relacionadas con la posibilidad de que Apple incluya un medidor de glucosa en sangre la encontramos en la empresa Rockley Photonics, una empresa con sede en Reino Unido que diseña sensores para analizar la sangre de una persona mediante luz infrarroja. Estos sensores se utilizan en equipos médicos y permiten monitorizar la glucosa en sangre y los niveles de alcohol.

¿Cuál es la relación con Apple?

Según afirman el diario Telegraph, Rockley se está preparando para salir a la bolsa de Nueva York. De entre toda la documentación que ha tenido que presentar a la SEC, concretamente en la que afecta con las relaciones financieras, encontramos a Apple como uno de sus «pocos grandes clientes».

Rockley afirma que los dos mayores clientes a lo largo de 2020, representaron el 100% de los ingresos de la compañía y el 99.6% a lo largo de 2019. Este diario no ha podido conocer si Apple es el principal cliente o el segundo, sin embargo, todo parece indicar que lo más probable es que Apple esté trabajando con esta empresa para introducir un medidor de glucosa en sangre en el Apple Watch Series 8 que llegará al mercado en 2022.

Según este diario, la empresa tiene un «acuerdo de suministro y desarrollo» en curso con la compañía, de la que prevé seguir dependiendo para la mayor parte de sus ingresos. Actualmente, la mayor parte de sus ingresos procede también de los honorarios de ingeniería por trabajos de desarrollo de futuros productos.