El error que cambió para siempre la historia de Blade Runner

El error que cambió para siempre la historia de Blade Runner


Ilustración para el artículo titulado

Imagen: Warner Bros.

A día de hoy, Blade Runner se considera una de las obras maestras de la ciencia ficción. La mezcla entre la idea de Philip K. Dick, la dirección de Ridley Scott, la actuación de Harrison Ford y la larga lista de geniales técnicos detrás de las cámaras dio como resultado una película que ha resistido perfectamente el paso del tiempo. Pero esto no fue lo que ocurrió durante su lanzamiento y, si no hubiese sido por un pequeño percance, la historia podría haber sido muy diferente.

Durante estos últimos días, muchas personas en Twitter han estado compartiendo anécdotas cinematográficas. Ha habido respuestas de todo tipo, pero sin duda, una de las mejores ha sido la del cineasta Bruce Wright.

Seguro que muchos fans de Blade Runner han escuchado antes la historia. La puedes leer en la Wikipedia y todo. Pero yo no la conocía, así que supongo que a otros también les pasará lo mismo. De ahí el artículo.

Wright lo explica en el hilo anterior, pero aquí va la versión resumida. Básicamente, en 1990, una copia en 70 mm de Blade Runner viajó desde la Warner Bros. a un cine en Los Ángeles. El problema es que aquella copia no era la versión para cines de la película, que había sido un fracaso en taquilla, en gran parte porque el estudio le exigió a Scott que hiciera cambios para aclarar los misterios de la película.

La copia que se proyectó carecía de voz en off explicativa. No tenía tampoco el mismo final ordenado. Y todos los miembros del público no podían creer lo que estaban viendo: la versión original de Ridley Scott, o eso pensaban.

Como comenta Wright, este increíble artículo del LA Times profundiza más en el tema. Aparentemente, lo que sucedió fue un hombre llamado Michael Arick, que fue director de administración de activos de Warner Bros. en 1989, encontró la copia al azar y la escondió para no perderla. Sin embargo, nunca la llegó a ver y no sabía que no se trataba de la versión para cines. Después, la envió a las salas sin saberlo.

Sin embargo, la película que proyectaron no era el “Montaje del director” de Ridley Scott tal y como lo conocemos ahora. Estaba cerca, pero tenía varios cambios importantes, la mayoría de los cuales tenían que ver con que no se trataba de una versión terminada. La película no tenía las secuencias de los sueños con el unicornio (un asunto clave para la cuestión de la biología de Deckard), parte de la música era temporal y alguna otra cosa más. Pero, gracias a lo que comenta Wright en su hilo de Twitter, los fans se interesaron mucho en ver esta versión alternativa de la película. Después, los fans escribieron al estudio, el público comenzó a abarrotar los cines, y después de negociaciones entre el propio Scott y la Warner Bros. el director pudo terminar la película como pretendía. El montaje del director se publicó finalmente en 1992, 10 años después de la versión original.

El resto es historia, una historia que podría no haber tenido lugar si un ejecutivo de la Warner Bros. no hubiera encontrado una copia al azar de la película y la hubiera enviado por error a un cine de Los Ángeles. Un cine lleno de fans tan apasionados por la película que instantáneamente supieron que estaban viendo algo nuevo y diferente.

Te recomiendo encarecidamente que leas el artículo completo del LA Times, que profundiza en la historia de Blade Runner, y también que te pases por el hilo al completo de Wright.

Lo más vendido de Tecnología

Bestseller No. 1
Tecnología Natural
  • Amazon Prime Video (Video on Demand)
  • Steve Nicholls (Director)
RebajasBestseller No. 2
RebajasBestseller No. 3
Tecnologías de la Información y la Comunicación 1. (Aprender es crecer en conexión) - 9788467827309
  • Tecnologías de la Información y la Comunicación 1. (Aprender es crecer en conexión) - 9788467827309
  • Grupo Anaya Educacion
  • Español
  • Tapa blanda

Fuente original