Hace ya algunos meses que podemos utilizar los nuevos Mac con procesador M1. Yo mismo estoy escribiendo este post desde un MacBook Pro con M1, y funciona realmente bien. Obviamente el lanzamiento de procesadores de Apple no gustó a Intel, principal proveedor de procesadores en los modelos anteriores de Mac, y todo está encaminado a que Intel desaparezca de los Mac… Ya sabéis, si no puedes acabar con tus enemigos lo mejor es que te unas a ellos, y parece que es la estrategia que quieren hacer los chicos de Intel. Intel planea unirse a la cadena de suministro de los nuevos procesadores de Apple. Sigue leyendo que te damos todos los detalles de este movimiento del gigante de los procesadores.

Al final desde Intel tienen que salvar su empresa, un pérdida como la que supone que Apple deje de incorporar sus procesadores supone mucho para Intel por eso estarían interesados en ofrecer a Apple la fabricación de chips de silicio como los que tienen el diseño ARM de Apple. Lo harían gracias a la nueva división de fabricación de procesadores Intel basados en la arquitectura ARM que precisamente es por la que Apple está apostando para sus próximos dispositivos. Según Intel ya están trabajando con Amazon, Cisco, IBM, y Microsoft, algo que podría aportar garantías a Apple y que podría hacer que los de Cupertino volvieran a confiar en Intel.

Un giro que podría interesar a Apple debido a que sería un cambio para prescindir de TSMC, actual proveedor de procesadores de Apple. A Intel le interesa seguir en contacto con Apple, ahora son los de Cupertino los que tienen que interesarse por Intel y volver a confiar en ellos para sus procesadores, ya sin tecnología Intel, pero que sera este fabricante el que se encargue de fabricar los futuros procesadores ARM de Apple.