Kensington StudioDock el dock definitivo para trabajar con el iPad Pro

El Kensington StudioDock es una solución todo en uno para los usuarios avanzados que confían en su iPad Pro para hacer su trabajo mediante la incorporación de un soporte magnético, un conjunto de puertos, un cargador de Apple Watch y dos cargadores Qi.

Apple parece estar tomando el iPad Pro más en serio, actualizándolo año tras año con características más potentes que transforman el dispositivo de un dispositivo de consumo de contenido a un dispositivo de creación de contenido. En ese tiempo, Apple trajo USB-C a la tableta, iPadOS 13.4 entregó soporte para ratones y trackpads. También tenemos soporte para pantallas externas y aplicaciones de pantalla dividida. Puede que iPadOS 15 nos traiga por fin funcionalidades de MAC al iPad gracias a la integración del chip M1, como podría ser extensión de escritorio o la gestión de ficheros y ventanas sin limitaciones…

Kensington StudioDock Soporte Ajustable iPad Pro 11 y iPad Air 2020+, Conexión Magnética, Cargador Rápido para iPad, iPhone y AirPod (K34031WW)
  • Conexión magnética: este soporte para ipad brinda una sujeción magnética para tu ipad pro tanto en formato vertical (retrato) como horizontal (panorámico) para una experiencia sin límites.
  • Diseñado para apple: soporte ergonómico para tabletas apple, studiodock ofrece una carga rápida de tu ipad así como carga inalámbrica qi para iphone y airpods.
  • Reproducción 4k hdmi: disfruta de tus vídeos sin problemas más allá del ipad gracias a su puerto para vídeo 4k hdmi 2.0 ¡perfecto para mostrar al mundo tus creatividad!
  • Lector de tarjetas sd: nuestro soporte para ipad cuenta con el más novedoso lector de tarjetas sd 4.0, ofreciendo así un rápido acceso a tus fotografías sin necesidad de adaptadores adicionales
  • Versatilidad moderna: conecta todos tus dispositivos a una única estación de acoplamiento gracias a sus cuatro puertos usb, su entrada de audio jack 3.5mm y su jack gigabit ethernet

Aunque Apple ha estado actualizando el dispositivo a través de la actualización de software y hardware, los accesorios no han evolucionado tan rápido.

Hemos visto innumerables hubs USB-C y algunos teclados con trackpads integrados, pero por lo demás, es el mismo equipo que vemos una y otra vez, tomando algún detalle de los dispositivos MAC pero sin ir más allá.

Kensington se propuso hacer algo verdaderamente único con su StudioDock. Es el accesorio para iPad más personal y emocionante que ha llegado al mercado en años, sólo hace falta ver todo lo que nos trae Kensington.

Diseño de StudioDock

StudioDock se propone resolver múltiples problemas mientras aumenta la funcionalidad del iPad Pro en varios aspectos.

Solo con StudioDock, tendrás un hub USB-C, dos almohadillas de carga Qi, un cargador de Apple Watch, un lector de tarjetas SD, un cargador y un soporte para iPad Pro. Eso es mucho para caber en un dispositivo, y como tal, StudioDock no es una pequeña adición a su escritorio, es un dispositivo para hacer de tu escritorio y tú iPad Pro, tu nuevo puesto de trabajo.

Dependiendo de si hablamos del modelo de 11 pulgadas (iPad Air incluido) o 12,9 pulgadas, tendremos un tamaño algo mayor o menor, lo que llevará a mayor o menor presencia en el escritorio. El iPad Pro se conecta magnéticamente a la parte superior, que tiene un borde angular en la parte superior izquierda donde se encuentra la cámara, y un conector USB-C a la derecha para alimentar tu iPad Pro.



Tu iPad Pro obtendrá 37,5 W de potencia cuando esté conectado, significativamente más que el cargador de 20 W que Apple incluye en la caja. Y además, podemos situar nuestro iPad en horizontal, pero también puede girar al modo vertical en cualquier momento.

El soporte para iPad se encuentra en el StudioDock y puede inclinarse hacia arriba y hacia abajo, incluso lo suficiente como para mirar hacia atrás hasta cierto punto. Esto puede ser genial para la colaboración, ya que puede girar la pantalla para que otros la vean, aunque no va lo suficientemente lejos si la otra persona está sentada.

Kensington hizo el StudioDock principalmente de aluminio, incluyendo la mayor parte de la base. El acabado emana una sensación agradable y premium en línea con lo que propone la marca Apple. La forma del Dock incluso coincide con el propio soporte Pro Display XDR de Apple en cierto grado, aunque no tan elegante.

En la parte frontal del dispositivo hay dos almohadillas de carga Qi que están debajo de un pedazo de tela gris brezo con bordes de silicona. En la almohadilla izquierda hay un anillo que indica que se utiliza para dispositivos más pequeños, como sus AirPods o AirPods Pro. Esa almohadilla puede alcanzar hasta 5W de potencia y la almohadilla de la derecha sube hasta 7,5W para tu iPhone.

Eso ya cubre la mayoría de los dispositivos del usuario, pero Kensington también ofrecerá un adaptador (opcional) para nuestro Apple Watch y que estará a la venta en un futuro cercano. Este cargador de 5W con certificación de Apple se sujeta al borde derecho y alimenta su reloj al mismo tiempo que todo lo demás.

Alrededor de la parte posterior hay una variedad de puertos para ampliar las funcionalidades del iPad.

Los puertos que se incluyen:

  • Puerto USB-C con 15W de salida
  • Puerto USB-A 3.0 (3X)
  • Toma de auriculares de 3,5 mm
  • Gigabit Ethernet
  • HDMI 2.0 4K
  • Lector UHS-II SD 4.0
  • Puertos de bloqueo dobles Kensington
  • Lector de tarjetas Kensington StudioDock

La mayoría de esos puertos se sientan alrededor de la parte posterior, con el lector de tarjetas SD y el conector para auriculares a la derecha. Y el único puerto USB-C se encuentra en el borde izquierdo justo debajo del botón de encendido. Decir que está podría ser la única pega en cuanto a puerto, ya que sólo tendremos un USB-C y puede que para algunos se quede corto.

Una estación de trabajo solo para iPad

Algunos de nosotros confiamos en el iPad cómo nuestro dispositivo para el día a día. Esto significa que hemos recorrido una variedad de herramientas diferentes para hacer nuestro trabajo. Hemos utilizado hubs USB-C, docks, soportes, estuches, dispositivos de entrada externos y más. La capacidad de combinar tantos dispositivos, tantos cargadores y tantos cables en un solo dispositivo es increíblemente tentadora.

Hay varias características agradables que Kensington incorpora. Por ejemplo, girar en vertical puede ser útil para escribir, editar código u otras tareas. Cuando haces esto con tu Apple Watch en el disco de carga, descansa contra un ligero labio, manteniéndolo en su lugar.

Después de todo, el iPad es un dispositivo móvil, pero el StudioDock está diseñado para un escritorio por lo que los puertos de bloqueo podrían ser útiles pare dejar el Dock en nuestra oficina y estar seguros que nadie va a llevárselo sin permiso.

La mayoría de los hubs USB-C escatiman en la velocidad del lector de tarjetas e incluyen lectores de tarjetas UHS-I lentos. UHS-II tiene una velocidad máxima de 312 MB/s, tres veces la de UHS-I. Si alguna vez has importado un gran lote de imágenes RAW usando un lector lento, sabes lo tedioso y molesto que puede ser…

¿Deberías invertir en el Kensington StudioDock?

Hay algunos aspectos de StudioDock que nos dan una pausa. Por ejemplo, ¿cuánto tiempo durará esto? Un concentrador USB-C estándar y un soporte pueden durar muchos años, pero StudioDock solo seguirá siendo relevante mientras Apple mantenga el tamaño del iPad relativamente consistente. No hay una manera obvia de adaptar un dispositivo de diferente tamaño, así que es algo que debemos tener en cuenta. Y es cierto que hablamos de un dispositivo con este formato desde 2018, pero que Apple hace unas semanas ha mantenido e incluido en él su procesador M1, por lo que nos da la sensación de que será una línea que continuará durante unos cuantos años más.

Afortunadamente, muchos profesionales se aferrarán a sus iPads durante años, y las empresas tienden a aguantar aún más tiempo, por lo que actualmente no creemos que esto sea un problema para amortizar este DockStudio.

Nos gustaría ver algunos cambios en una versión de segunda generación, incluyendo un cargador MagSafe en lugar del cargador Qi «lento» y más puertos USB-C en lugar de USB-A. Por lo demás decir que la bola está en el tejado de Apple y serán ellos los que deban dar más en la WWDC con iPadOS y sobre todo con una mejora evidente en la gestión de monitores externos.

Pero dejando de lado esas objeciones, Kensington ha hecho un trabajo notable en la creación de un accesorio de nivel profesional.

Kensington StudioDock Pros

  • Diseño todo en uno
  • El aluminio y la tela emanan una calidad de construcción premium
  • La tableta puede girar e inclinarse
  • Muchos puertos externos
  • iPad fácil de acoplar y quitar
  • Carga rápida para iPad Pro (37 W)
  • Puedes alimentar todos tus equipo de Apple
  • Perfecto para teclado y ratón Bluetooth
  • Enchufar y listo para usarlo
  • Lector de tarjetas UHS-II ultrarrápido
  • Buena colocación de puertos, con fácil acceso

Kensington StudioDock Contras

  • Su precio requiere de estar seguros de darle rentabilidad a la inversión
  • Cargador del Apple Watch no incluido (deberían regalarlo una vez salga a la venta)
  • El cable de alimentación es algo voluminoso
  • Creemos que faltaría algún puerto USB-C/thunderbolt más

¿Dónde comprar el Kensington StudioDock?

El Kensington StudioDock cuesta 332,69 euros para el iPad Pro de 11 pulgadas y el modelo iPad Air de cuarta generación y 349,80 euros para el modelo iPad Pro de 12,9 pulgadas.