Apple presentó ayer en el evento de primavera los deseados AirTags. Esos discos que van a utilizar la tecnología de banda ancha de Find My para poder encontrar aquellos objetos que queramos y que se encuentren perdidos. Incluso si utilizamos Android. El caso es que además, podemos personalizarlos como queramos. Con frases o emoticonos, los famosos emojis. Pero si estás pensando en poner comentarios o combinaciones de emojis un poco de dudosa educación, lo tendrás difícil porque Apple tiene un sistema de control estricto.

Los rastreadores de artículos AirTag de Apple se pueden grabar de manera personalizada usando texto, números e incluso emoji, pero los usuarios que buscan expresar algo con dudosos gustos, probablemente tendrán que buscar en otra parte, porque la herramienta de personalización en línea de este nuevo dispositivo de Apple se ofende fácilmente y es muy estricta en su forma de restringir esos comentarios.

Un AirTag es lo suficientemente grande como para albergar hasta cuatro caracteres o hasta tres emoji. Puede ser suficiente espacio para que alguien con sentido del «humor» y con ganas de fastidiar pueda dar rienda suelta a su imaginación. Ahora bien, como señala The Verge, Apple impone limitaciones bastante estrictas sobre lo que puede emblematizar en un AirTag.

Se aplican limitaciones similares a las palabras potencialmente ofensivas escritas con texto, aunque algunos usuarios seguramente encontrarán resquicios para saltarse las limitaciones. Ésta no es la primera vez que Apple corta las alas en este sentido. Muchas de las mismas restricciones de emoji están presentes en los grabados de AirPods y iPad, por ejemplo.

En mi opinión, creo que siempre hay resquicios para poder saltarse las normas establecidas. Será cuestión de tiempo ver algunos AirTags con emojis o textos que sean motivo de burlas o de gracias. Estaría bien poder ver alguno de ellos. Cuestión de tiempo como casi todo.