Ya hay un tratamiento contra el coronavirus y es argentino: nació en Córdoba y usa Ibuprofeno

Ya hay un tratamiento contra el coronavirus y es argentino: nació en Córdoba y usa Ibuprofeno


El tratamiento de ibuprofeno dio resultados positivos en más de 80 pacientes diagnosticados con SARS-CoV-2 en tres provincias. Científicos del Centro de Excelencia en Productos y Procesos de Córdoba (CEPROCOR) fueron los que comenzaron a realizar las pruebas. Los científicos lograron una solución de ibuprofeno en agua con una alta concentración de sal. La medicación se administra por medio de nebulizadores especiales en el marco de un protocolo de uso compasivo. El tratamiento fue utilizado con éxito en 153 pacientes con cuadros moderados y graves de COVID-19 en Córdoba, Buenos Aires y Jujuy.

«Está hecho a base de ibuprofeno, una droga que no es disoluble en agua, pero que los científicos lograron transformarla. Con esto, se crea una solución con alta concentración de sal que se coloca en nebulizadores especiales y se somete a los pacientes a un tratamiento», explicó el ministro de Ciencia y Tecnología provincial, Pablo Chiara.

Los primeros tres pacientes que recibieron el tratamiento fueron tres jóvenes con síntomas leves o asintomáticos. Luego dos personas mayores de más de 75 años que saturaban al 80% cuando llegaron al hospital.


Mirá también

Cómo aprovechar el nuevo curso de Harvard sobre fintech y nuevas finanzas.

Hace siete años el doctor en bioquímica Dante Beltramo modificó la molécula del ibuprofeno haciéndola 100% soluble en agua para administrarlo en nebulizaciones. El Gobierno de Córdoba y científicos cordobeses utilizan este tratamiento desde hace ya varios años para tratar enfermedades pulmonares como la fibrosis quística. Beltramo recibió el aval del gobierno de Córdoba y empezó a investigar si el ibuprofeno soluble se podía utilizar para tratar COVID-19.

En una entrevista con la periodista Valeria Chavez, Beltramo explicó que “el producto consiste en una ‘solución hipertónica de ibuprofeno’ (ibuprofenato sódico soluble)”. El producto se somete a un sistema de nebulización el cual “genera partículas con efecto viricida, que al intercalarse en la bicapa lipídica de virus envueltos como el SARS-CoV-2 desestabilizan la membrana generando lisis, o sea, muerte del virus”.

“Lo que se observa es un efecto rápido y que los pacientes se empiezan a sentir bien en forma casi inmediata”, sostuvo. “El SARS-CoV-2 produce una inflamación en los pulmones. A veces se transforma en una hiperinflamación, que es la que produce los casos más graves”, dijo Beltramo a Valeria Chavez en Infobae. 

«Este tratamiento surgió de un proyecto de investigación del área de Biociencias del doctor Dante Beltramo y la doctora Roxana Alasino. Hay una gran vocación de transferir conocimiento y unir el capital investigativo por parte del Estado», dijo el ministro de Ciencia y Tecnología provincial, Pablo Chiara.

La nebulización afloja la mucosidad en los pacientes con COVID-19: “La acumulación de mucosidad y células muertas del sistema inmunitario es la que tapona los pulmones y provoca dificultades para respirar”, agregó el ministro en declaraciones anteriores.

«Los pacientes han mejorado no solo su cuadro químico, si no algunos lograron una negativización temprana. Antes de los siete días, mostraron mejoras en sus cuadros. Un caso relevante es el de una paciente, de 67 años, que posiblemente necesitaba respirador y hoy está en un tratamiento ambulatorio», comentó el ministro, en declaraciones a la radio Cadena 3.

“Muchos tratamientos que parecían esperanzadores fueron perdiendo predicamento ante la evidente falta de resultados y otros aparecieron en el horizonte, aun sin poder cumplir las expectativas generadas”, dijo a Infobae Oscar Salva, médico especialista en medicina interna (MN 87334) y jefe de clínica médica de la Clínica Independencia.

“Nos explicaron muy claramente los efectos para nosotros desconocidos del ibuprofenato en forma inhalatoria, que alcanzaba una concentración cientos de veces mayor al ibuprofeno administrado en forma oral, nos contaron de los primeros pacientes tratados en Córdoba y los resultados obtenidos”, continuó. Alrededor de 80 pacientes fueron tratados con ibuprofenato inhalatorio: “Todos los casos fueron pacientes graves o muy graves”, señaló Oscar Salva a Infobae.

“Ya hay un tratamiento y es argentino. Surgió en Córdoba, siguió en Buenos Aires, después en Jujuy. Los médicos que están en la primera línea y sus pacientes, saben perfectamente de lo que estamos hablando; ojalá nuestras voces sean tenidas en cuenta, porque nos mueve el cariño hacia lo que hacemos”, concluyó el jefe de clínica.

Quiénes participaron del proyecto

Jorge Fandi (director médico), Celia Giler (jefa del área COVID), Oscar Maglio (coordinador UTI COVID), Yanina Crespo (ex coordinadora de emergencias), Javier Penna (médico de planta), Damián Rutolo (jefe de urgencias), Fernando Racca (jefe UTI), Gabriel Perez (infectólogo), Paola Sendin (gerente general de la clínica), Alexis Doreski (director de investigación de Fundación Respirar), Federico Manuel Suarez (coordinador del estudio en la clínica), bioquímico Nicolás Martínez Ríos (Química Luar).

Fuente original